Esta asignatura les ofrece a los estudiantes las competencias necesarias para desempeñarse como profesionales de la educación; los prepara para enfrentar y buscar alternativas de solución a los problemas que se les presente durante el proceso de enseñanza aprendizaje bajo un modelo didáctico centrado en la reflexión, la flexibilidad, la negociación y la crítica.
La asignatura tiene carácter integral y dinámico y está orientada al conocimiento de diferentes ciencias dentro de las áreas de actuación de la carrera, por lo que contribuye a la formación profesional y al perfil del docente de la Educación Básica que exige la sociedad ecuatoriana.